‘Las normas solo las cumplimos los formales’

Gonzalo Moreno, presidente ejecutivo de Fenavi, dice que pertenecer a la denominada economía subterránea puede ser una ventaja.

En Colombia, ser empresario formal, es decir, cumplir con todas las normas no genera beneficios, sino perjuicios, porque quienes ejercen una actividad sin el lleno de las exigencias estatales, compiten de manera desigual, y ni siquiera pagan impuesto al Estado. En otras palabras, ser informal paga. Por lo anterior, muchos empresarios se preguntan si la ley es solo para los formales.

La inquietud, esta vez, la planteó Gonzalo Moreno, presidente Ejecutivo de la Federación Nacional de Avicultores (Fenavi), el gremio que agrupa a los productores de pollo y huevo, quien reclamó por las normas que deben cumplir las empresas que ejercen la avicultura de manera legal.

Dentro del sector agropecuario, la avicultura es la que más aporta a la tributación del país, tanto en renta como en IVA, además que ofrece empleo formal a 400.000 colombianos.

“Esta expresión que repetimos en los diferentes espacios, debe ser comprendida por todos nosotros para dimensionar el impacto del término formalidad”, dijo Moreno en entrevista con Portafolio.

¿Cuántas normas debe cumplir el sector avícola?

Hemos identificado más de 30 normas que rigen al sector y que solo cumplimos los empresarios formales.

En primer lugar, las de tipo sanitario que comprenden entre otros las de bioseguridad.
Luego están las ambientales, que enmarcan los programas de uso eficiente del agua, las normas de uso del suelo como lo son los Planes de Ordenamiento Territorial (POT), consultas previas y el reciente descubrimiento de planes de manejo arqueológico que están solicitando algunas corporaciones en Risaralda y el Valle del Cauca, manejo de residuos y regulación sobre el aire, dentro de las cuales se resalta la normatividad de emisiones atmosféricas y olores.

¿Hay más normas por cumplir?

Sí. Están las de inocuidad, como las regulaciones sobre plantas de beneficio, ovoproductos, clasificadoras y de producción primaria en el componente de alimento balanceado y de producto final que comprende las normas de etiquetado, rotulado, empaque y metrología.

También están las normas del componente laboral, dentro de las cuales se resalta la regulación laboral, de riesgos laborales, de seguridad y salud en el trabajo (este es un renglón que cobra cada vez más importancia por el costo de implementación al interior de las empresas, al tener que destinar personal especializado para su implementación), y las normas generales de seguridad social.

¿Las normas propias de las empresas también cuentan?

Sí, claro, como los deberes del comerciante consagrados en el Código de Comercio, la regulación en materia de sociedades para las personas jurídicas, de competencia, la ley de datos personales y el estatuto del consumidor.

¿Muchas normas por cumplir?

Bueno, no obstante que todas estas normas se encuentran en la regulación colombiana y son de obligatorio cumplimiento para los productores del sector avícola, hemos encontrado que existe una constante a lo largo del territorio nacional: solo la fiscalización y seguimiento al cumplimiento de las normas se da para las empresas formales.

¿Y para las informales?

Las entidades públicas de control centran su fiscalización en las empresas que son de fácil inspección (las formales), dejando a un lado las que no cumplen con ninguna normatividad, que pasan por debajo del radar y aprovechan en el mercado esta ventaja ilegal, mediante el ofrecimiento de productos a un menor precio, sin cumplir con los estándares mínimos para el consumidor.

¿Esto se da solo en el sector avícola?

Este fenómeno se traslada a cualquier otro sector de la economía colombiana, y está creando una cultura basada en donde pertenecer a esa economía subterránea genera una ventaja, ya que estar en la informalidad les genera ventajas competitivas y, además, hace ver a los que cumplen la ley como personas débiles en el mercado.

¿Hay ejemplos?

Está en el Decreto 1500 del año 2007, que crea el sistema de inspección, vigilancia y control de la carne (bovino, porcino, bufalino y avícola).

Las compañías se inscribieron una vez se expidió esta norma e iniciaron la costosa implementación de los requisitos, desde hace once años empezando a correr los términos de cumplimiento. Por otra parte, las que no empezaron a implementarlo, han tenido más de tres prórrogas de tiempo para su cumplimiento.

En conclusión, aquellos que hicieron cuantiosas inversiones se encuentran en una desventaja en el mercado, frente a aquellos que continúan vendiendo carne sin cumplir con ninguno de los requisitos sanitarios, convirtiéndose, además, en un verdadero riesgo para la salud de todos los colombianos.

Tomado de: Portafolio.co

Certificación de bioseguridad aviar, requisito para movilidad en el país

COLOMBIA – Las granjas avícolas o plantas de incubación que tengan sus explotaciones en el territorio nacional, deben contar, inscribirse o diligenciar la certificación como Granjas Avícolas Bioseguras (GAB).

De ocurrir lo contrario, de acuerdo con determinación del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, (máxima autoridad sanitaria del país), no podrán acceder a las guías para la expedición de las Guías Sanitarias de Movilización Interna, GSMI, de la especie aviar en el país, ya que es el principal requisito para la expedición de las mismas, reporta Vanguardia.

De acuerdo con Andrés Osejo Varona, director técnico de Sanidad Animal del ICA, “en el marco del control a la movilización de las especies aviares, es importante aclarar que toda granja que no se encuentre certificada como GAB, tendrá inconvenientes para generar las GSMI de salida de sus granjas para la movilización de las aves a través del territorio nacional”.

Estima el directivo que la certificación de las granjas avícolas es una prioridad, a fin de evitar inconvenientes.

En regla

Santander es el mayor productor avícola del país, pero también el más riguroso en el cumplimiento de normas ambientales.

De acuerdo con Marta Ruth Velásquez Quintero, presidenta ejecutiva de Fenavi Santander, en el departamento se tienen 540 certificadas (hasta la semana anterior); es decir, el 71% de las explotaciones avícolas registradas ante el ICA.

Faltan por cumplir con ese requisito solo 219, que equivalen al 29%.

Del equipo de redacción de ElSitioAvícola

Tomado de: www.elsitioavicola.com

Gobernadores de la región insisten en levantar bloqueos de la vía Panamericana

Representantes de los gobiernos departamentales del Cauca, Valle, Huila y Nariño, regiones más afectadas por los bloqueos que se registran desde el 10 de marzo en la vía Panamericana, pidieron este lunes el levantamiento de las “vías de hecho”.

En la reunión que sostuvieron en Popayán los voceros de las gobernaciones con los ministros del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, y de Defensa, Guillermo Botero, expusieron “la necesidad de levantar las vías de hecho y continuar el diálogo social efectivo”.

Óscar Rodrigo Campo, gobernador de Cauca, sostuvo que respetan “la protesta pacífica sin vías de hecho” porque “este tipo de situaciones ponen en riesgo la resiliencia de la región y generan resquebrajamiento social”.

La mesa de diálogo entre el Gobierno nacional y la minga indígena se instaló en Mandivá, en el municipio de Santander de Quilichao, el pasado 21 de marzo, sin que hasta ahora se hayan alcanzado avances significativos.

Además de Gutiérrez, la delegación oficial la conforma el alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, y por los indígenas participan miembros de nueve comunidades y voceros del pueblo Totoroez, asentado en el Cauca.

Para iniciar las conversaciones, Gutiérrez pidió a las comunidades indígenas y campesinos levantar los bloqueos debido a que en la zona ya se presenta desabastecimiento.

Por su parte, los indígenas solicitan la presencia del presidente Duque, con quien desean discutir sobre acuerdos pactados con administraciones anteriores y que, según ellos, no se han cumplido.

Duque ha rechazado esa condición y exige a su vez el levantamiento de las barricadas.

El ministro Botero comentó este lunes que durante el encuentro en Popayán se intercambiaron opiniones “con representantes de la sociedad civil y autoridades para socializar las labores realizadas” en las regiones del suroeste colombiano.

En la mesa de diálogo se analizaron también aspectos relacionados con las garantías de los derechos humanos.

En ese sentido las partes acordaron permitir la operación de las misiones médicas, mientras que la Fiscalía solicitó tener acceso a las zonas de los bloqueos para recolectar material probatorio en los casos judiciales.

Tomado de: www.elpais.com.co

17 Encuentro Avícola del Pacífico

17 ENCUENTRO AVÍCOLA DEL PACÍFICO

Es el espacio en donde la Industria Avícola es el protagonista, es cuando los productores, proveedores y distribuidores coinciden para compartir e intercambiar las últimas tendencias y tecnologías encaminadas a mejorar la sostenibilidad, la productividad y la rentabilidad de las empresas del sector.

¿Dónde?

El lugar de encuentro será Valle del Pacífico, lugar que reúne las características idóneas para el correcto desarrollo y exhibición de los patrocinadores y comodidad de los asistentes durante los dos días de evento.

¿Quiénes ASISTEN?

Gerentes, productores, invitados especiales, estudiantes, medios de comunicación, técnicos y proveedores.

¿POR QUÉ PARTICIPAR?

Oportunidad para que las empresas puedan mostrar su gama de productos y servicios directos y/o indirectos a los procesos de producción del sector avícola.

Reforzar la imagen de su empresa, ya que le permite fomentar el posicionamiento de sus productos y la imagen de su negocio.

Espacio perfecto para el Networking. Podrá relacionarse con sus proveedores, clientes actuales y potenciales, en un mismo lugar.

Es un espacio perfecto para:

  • Posicionamiento de marca
  • Oportunidad de negocio
  • Formación gerencial, administrativa, técnica y sanitaria
  • Megatendencias
  • Fidelización de clientes
  • Crecimiento en el mercado
  • Avances tecnológicos

DÓLAR INICIA LA JORNADA CON UN AUMENTO DE $8,2 RESPECTO A LA TRM QUE SE UBICA EN $2.886,8

La apertura de la moneda fue de $2.895, y en los primeros minutos del día se habían realizado siete transacciones.

A las 8:02 a.m. la divisa inició su jornada en un precio promedio de $2.895,00 y registró un aumento parcial de $8,2 frente a la TRM que para hoy será de $2.886,8.

La apertura de la moneda fue de $2.895 y en los primeros minutos del día se habían realizado siete transacciones por un monto superior a US$1,7 millones.

El precio máximo que ha tocado es de $2.895, mientras que el mínimo es de $2.893.

Por su parte los precios del petróleo durante esta jornada presentaron una caída, y así el precio de referencia WTI se ubicó en US$67,73 por barril y el Brent en US$72,79 por barril. Eventos como un mayor suministro de la Opep y un alza inesperada en los inventarios de Estados Unidos presionó los mercados. Según un sondeo de Reuters “la producción del cartel subió en junio y en julio tocó un máximo de 2018, aunque el incremento fue limitado por los déficits en Irán y Libia”.

Igualmente Reuters dio a conocer que “Irak exportó 3.543 millones de barriles por día (bpd) de crudo en julio, todo desde puertos del sur del país, superando levemente el promedio de junio, dijo el miércoles el Ministerio de Petróleo”.

Tomado de www.larepublica.co

NARIÑO TIENE GRANDES OPORTUNIDADES PARA AVANZAR EN CRECIMIENTO VERDE

El Programa Subnacional de Crecimiento Verde del Instituto Global de Crecimiento Verde – GGGI, junto con la Gobernación de Nariño y la Embajada de Noruega en Colombia, realizaron la capacitación en Crecimiento Verde, explorando oportunidades económicas en la Bioeconomía y Economía Circular.

Como parte de la estrategia de capacitación de actores locales en crecimiento verde, se realizó el segundo taller que tenía como objetivos:

  1. Presentación general de la “Política Nacional de Crecimiento Verde”.
  2. Profundizar en el conocimiento de interés de la región: Bioeconomía y Economía Circular.
  3. Presentar experiencias exitosas del sector privado en el desarrollo de estas actividades económicas.

“Buscamos apoyar a Nariño en fortalecer su estrategia en Crecimiento Verde, que se encuentra en el Plan Departamental de Desarrollo. Es una visión de la economía sostenible y socialmente incluyente, y que tiene mucho potencial para Colombia, ya que somos un país mega diverso y necesitamos impulsar una economía sostenible que haga uso de estos recursos naturales”,comentó María Clemenza Castellanos, Asociada Regional del Instituto Global de Crecimiento Verde – GGGI.

La Gobernación de Nariño le apunta a un Desarrollo Humano Sostenible, desde el crecimiento verde, sello que hace parte del Plan de Desarrollo de Nariño, un mapa de trabajo adecuado para la transformación de la región.

“La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible continúa con la apuesta de Crecimiento Verde bajo estas líneas estratégicas en todo su plan de acción, conservación de ecosistemas estratégicos, implementación del piloto de adaptación al cambio climático, reducción de huella ecológica y sobre todo los procesos de gobernanza ambiental con los cuales se fortalece a la comunidad”, añadió Jhon Alexander Maya, Subsecretario de Gestión Ambiental y Crecimiento Verde.

El Crecimiento Verde le apuesta a incrementar la productividad, el desarrollo económico, el bienestar social, la conservación del capital natural y la seguridad climática en nuestro departamento.

Tomado de www.nariño.gov.co

Buenaventura, frente a un mar de oportunidades y desafíos

Buenaventura sin duda alguna es uno de los más importantes puertos del país gracias a su posición geoestratégica y sus conexiones privilegiadas, ya que está próximo a los grandes centros de comercialización y su plataforma está cercana a los principales polos económicos del país.

De esta manera, la directora del Comité Intergremial e Interempresarial de Buenaventura (CIB), Mary Estrada Valdés, afirma que es frecuente que se mencione que Buenaventura es la puerta de entrada y salida más importante hacia el Asia Pacífico, aspecto ideal para aprovechar las ventajas de los tratados de libre comercio.

Además, cuenta con conexiones con más de 81 puertos como Vancouver, Kaohsiung, Manzanillo, Valparaíso, El Callao y otros.

Teniendo en cuenta lo anterior, son innumerables las posibilidades y ventajas competitivas para seguir afianzándose como uno de los principales puertos a nivel nacional e internacional, como plataforma exportadora hacia los países de Asia y del litoral Pacífico latinoamericano. Por otra parte, en lo que respecta al balance se observa un repunte, ya que los puertos movilizan en conjunto más de 35.000 toneladas diarias y, según cifras preliminares, por los diferentes terminales marítimos de Buenaventura se transportaron un poco más de 22 millones de toneladas de carga de comercio exterior en el 2017.

Asimismo, el puerto de Buenaventura mueve el 60% del total de mercancía que entra y sale de Colombia. Durante 2017, el puerto de Buenaventura movilizó un millón de contenedores por primera vez, convirtiéndose en uno de los 10 puertos más importantes de América Latina. De esta manera, dice Estrada, “el movimiento de carga de comercio exterior por Buenaventura no se frenó en 2017, pero hay que seguir trabajando para desarrollar ese crecimiento”.

Retomando el balance, pueden verse aspectos positivos en el informe que presentó en 2017 el Departamento Nacional de Planeación durante el lanzamiento del Centro de Actividades Económicas de Buenaventura, donde se indicó que la aduana de Buenaventura es la de mayor recaudación con aproximadamente $5,47 billones al año por procesos de comercio exterior y que las actividades logísticas de manipulación de carga y transporte de carga por carretera, son los principales generadores de empleo en Buenaventura, datos que brindan un panorama de esta actividad económica para el Distrito.

Pero hay otra cara de la moneda que no es la mejor, dice Estrada, ya que “pasamos de unas terminales portuarias que manejan la mejor tecnología a una ciudad con todos los indicadores sociales por debajo de la media nacional, ya que existe un porcentaje del 36% de necesidades básicas insatisfechas y una población de personas pobres, 3 veces mayor que el de Cali y 2 veces mayor que el del Valle, según el Dane”. Además el Índice de Pobreza Multidimensional es del 66% y el de desempleo del 62%, según informe del Departamento Nacional de Planeación (DNP).

De igual forma, existe baja calidad de la educación y el nivel de inseguridad que estuvo un tiempo controlada ha resurgido. Cabe señalar que no hay hospitales adecuados, persisten la corrupción y la falta de institucionalidad.

Además, indica Estrada, continúa el desempleo porque no hay atracción de la inversión privada y esto ha provocado que en este medio se cree un caldo de cultivo para las bandas delincuenciales que encuentran en estas circunstancias una forma atractiva para su desarrollo. Por tal motivo, estas condiciones que ya han llegado a su tope, tuvieron su expresión de inconformidad en la manifestación de un pueblo que se pronunció y que marchó por 22 días, paralizando la economía de la ciudad, por el total abandono que existía por parte del Estado con esta región del Pacífico.

Teniendo en cuenta lo anterior, es mucho lo que hay que trabajar desde estas instancias del sector privado. “Es así como parte de la responsabilidad social de los empresarios se trabaja desde esta gran sombrilla como lo es el Comité Intergremial e Interempresarial de Buenaventura, agremiación que ha estado trabajando en todo el desarrollo de infraestructura, coordinando con las diferentes instancias del Gobierno Nacional proyectos como: la doble calzada Buga-Buenaventura, la planta regasificadora del Pacífico, el gaseoducto Yumbo-Buenaventura, el Centro de Actividades Económicas de Buenaventura (CAEB), el aeropuerto de Buenaventura, el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), el Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado, el Ferrocarril del Pacífico, el dragado de profundización y mantenimiento del canal de acceso al puerto de Buenaventura, entre otros”, asevera la directora del Comité.

Y añade que son conscientes que el entorno social es su mayor reto y por eso se han unido a la fuerza cívica. “El reto es grande y el desarrollo social es en estos momentos una de nuestras prioridades”, admite.

Tomado de www.elpais.com.co